Prestamos Personales y Tarjetas de Credito: Cual es la mejor opcion

Prestamos Personales y Tarjetas de Credito: Cual es la mejor opcion

Los prestamos personales y las tarjetas de credito son las dos fuentes de financiación a las que normalmente acudimos en el caso de encontrarnos con problemas financieros repentinos.

Los prestamos personales y las tarjetas de credito deben ser siempre la 2ª opción. En el caso de problemas de liquidez, siempre, lo mejor es hacer uso del dinero que se tenga en la cuenta corriente. Si no fuese éste el caso, sería más óptimo contratar un préstamo personal a utilizar la tarjeta de crédito. Expliquemos esto.

Ventajas de los Prestamos Personales

Además, a no ser que contrates un préstamo a interés variable, los pagos mensuales serán fijos a lo largo de la vida del préstamo. Por lo tanto, no corres el riesgo de acumular más deuda si cumples escrupulosamente con los vencimientos mensuales.

Al contrario de lo que pasa con las tarjetas, el total adeudado es fijo  y se establece en el momento en que se concede el préstamo personal.

Las devoluciones fijas mensuales facilitan igualmente el que puedas realizar un presupuesto coherente de tus finanzas. El pago es fijo y por lo tanto puedes incluirlo como tal en tu previsión de gastos.

Al contrario de las tarjetas, en donde el límite de endeudamiento puede variar, en el caso de los prestamos esto no puede ocurrir, por lo que se evita la tentación de gastar más.

Lo más importante sin embargo, el tipo de interes aplicado es mucho más bajo que el de las tarjetas. Pueden llegar a ser 2/3 inferior que el tipo dela tarjetas. Todo ello sin tener en cuenta las comisiones de tarjetas, mucho mayores también que en el caso de los prestamos personales.

Problemas con las tarjetas de credito

prestamos personales yLa salida más usual cuando entramos en un bache financiero repentino es acudir a nuestra tarjeta de crédito. Normalmente, si el problema es puntual, esta solución puede ser la correcta.

Sin embargo si el problema permanece y se convierte en permanente, la financiación con tarjetas de créditos puede traer consigo una escalada en espiral de la deuda y de las comisiones, ya que con ella las comisiones de tarjetas son mucho mayores.

Las tarjetas ofrecen la posibilidad de pagar la cantidad mensual que tú quieras,siempre por encima de un importe mínimo, compuestoexclusivamente de intereses.

Como el capital devuelto no se reduce, este irá aumentando exponencialmente al igual que los intereses. Este efecto espiral es más grave en el caso de las tarjetas de crédito ya que los intereses son mayores que en cualquier otro tipo de financiación.

Con este mecanismo de devolución del capital en importes mínimos, da la sensación al usuario que puede seguir comprando, evitando concentrarse en la raíz de su problema financiero.

Si no se pone freno a esta espiral de deuda, todo puede desembocar en un gran problema de deuda difícil de resolver.